domingo, 6 de diciembre de 2015

8 AÑOS DE LUZ

Parece que el tiempo se me escapa entre las manos y no me da para actualizar este blog, pero llega el octavo cumpleaños de Guillermo y no puedo dejar de escribirle aquí unas palabras porque este blog nació por y para él, porque con su llegada nací como mujer, porque él es mi LUZ.
Se hace grande, pero no pierde, por suerte para todo el mundo, su sonrisa. Esa sonrisa que ilumina a quien tenga al lado. Su nobleza lo caracteriza, y su fortaleza es grandiosa. 
Veo poco a poco, como va dibujando el hombre que será y realmente no puedo sino sentir que mi corazón se llena de amor y admiración, porque él es mi  gran maestro. 
Querido hijo, FELIZ CUMPLEAÑOS. Te deseo una muy feliz y dichosa  nueva vuelta al sol. 

TE AMO. ERES MI LUZ